Applicaciones

Hoy SEBIGAS cuenta con más de 800 plantas realizadas o en fase de construcción por todo el mundo. La fuerza del servicio SEBIGAS está en su capacidad de adaptarse a la demanda de los clientes y a las características del sustrato gracias a un laboratorio biológico interno que estudia la mejor receta para cada planta, y un departamento de ingeniería preparado y flexible, capaz de proyectar plantas ad hoc.

Son 3 las principales aplicaciones sobre las que SEBIGAS ha construido su portfolio:

quote_open

más de 80 plantas realizadaso en
fase de construcción
por todo el mundo

quote_close

Industrial

Las empresas o fábricas de tamaño medio-grande disponen de restos orgánicos tanto sólidos como líquidos derivados de su propia línea de producción. Se trata principalmente de desechos de la elaboración de café, azúcar, etanol, zumos de fruta, bebidas alcohólicas, lácteos, aceite, arroz y más cereales. Estos residuos representan un coste para las empresas tanto desde un punto de vista ambiental como económico, porque los tienen que almacenar y luego deshacerse de ellos. La construcción de plantas de biogás representa la solución más eficaz, permitiendo a la empresa librarse de un gasto fijo y al mismo tiempo utilizar sus propios subproductos para la producción de energía eléctrica que puede emplear en su ciclo productivo, energía térmica o para la producción de biometano para utilizarlo en la red nacional de automoción.

_

Para más información

brochure

En el 2017 SEBIGAS creó su primera planta industrial en Grecia, para la producción de 1 MW de energía eléctrica.

La planta, compuesta de 2 digestores y 3 pre-tanques industriales es alimentada con residuos industriales muy diferentes entre sí: deyecciones ganaderas, residuos de mataderos, comida caducada, deshechos de la producción de cerveza y suero de leche. Gracias al soporte del laboratorio biológico interno de Sebigas, el cliente encuentra la receta perfecta para alimentar su planta de biogás.

Agrìcola

Las empresas agrícolas y zootécnicas generan residuos zootécnicos, de subproductos agrícolas o cultivos dedicados procedentes de sus empresas y producciones.
En particular, se trata de líquidos y excrementos de animales, deshechos de la agricultura, frutas y verduras y ensilados. Estos sustratos pueden transformarse en un recurso útil para la producción de energía y fertilizantes para reutilizar en sus propios cultivos.

_

Para más información

brochure

En el 2011 Sebigas construyó la planta agrícola de 1 MW para la empresa agrícola Picasso.
La planta, parte de la línea SEBIFARM de Sebigas, está formada por dos pre-tanques, el sistema de recarga y dos digestores.

La planta es alimentada con los deshechos provenientes de la empresa agrícola: deyecciones ganaderas y ensilado de maíz.

Basura para energìa

SEBIGAS ha desarrollado soluciones específicas pensadas para proyectos industriales que utilizan el componente orgánico de los deshechos sólidos urbanos para la producción de energía eléctrica o biometano.
Estas plantas están caracterizadas por 3 macro áreas principales, proyectadas ad hoc, para gestionar la especificidad de los sustratos recogidos:

  • PRESELECCIÓN y PRETRATAMIENTOS: máquinas específicas para la selección de la parte fermentable, la eliminación de los materiales no deseados (sacos, plásticos, metales…) y la homogeneización de la sustancia en ingreso en el digestor;
  • DIGESTIÓN ANAERÓBICA: tecnología CSTR en húmedo con soluciones ad hoc para la gestión de sustratos y la maximización de la eficiencia biológica del proceso.
  • TRATAMIENTO DEL DIGESTATO: después de una separación preliminar del digestato, Sebigas ofrece sistemas apropiados de recupero y valorización de la fracción sólida y líquida de acuerdo con las mejores tecnologías disponibles y en el máximo respeto de la sostenibilidad ambiental y del proyecto.

_

Para más información

brochure

En el 2018 SEBIGAS ha puesto en marcha su primera planta de tratamiento de la FORSU (Fracción Orgánica del Residuo Sólido Urbano) para la producción de biometano, en Sarmato (Piacenza), proyectado y construido para Maserati Energia Srl, histórica empresa desde siempre activa en el compostaje de los residuos orgánicos.

La planta gestiona hasta 55.000 ton/año de material orgánico, y produce más de 600 m3/hora de biometano, 5.300.000 m3 cada año que luego es introducido en la red nacional de automoción.